Maestra en Psicología Clínica: Katya Monter Daza             

Actualmente se pueden encontrar tres grupos principales, en cuanto a rango de edad, que acuden a vivir un proceso psicoterapéutico.

1) El primero y el mayor grupo es entre 20 y 50 años de edad.

2) El segundo, son niños. La Psicoterapia para niños es solicitada por lo padres o por  instituciones educativas frecuentemente.

3) El último grupo, son los adolescentes. La Psicoterapia es solicitada por lo padres o escuelas y otras veces acuden ya por su propio deseo.

Y qué sucede con los adultos arriba de 60 años, por qué ese grupo no suele asistir?

Se puede escuchar en sus discursos:

  • Yo ya  para que voy, soy un hueso duro de roer”.
  • “Llevo mucho tiempo siendo así, ya no creo cambiar”.
  • “Asi nací y así me moriré”.
  • “Ya llevo sintiéndome mal tanto tiempo, que ya estoy acostumbrado”.
  • “A mi edad, nadie me va a decir lo que tengo que hacer“.

Estos discursos, que se escuchan  bastante determinantes,  nos hablan de mucha resistencia a buscar ayuda, a pesar de estar viviendo malestar emocional.

Sin embargo, he encontrado en mi consulta clínica, a adultos mayores que han roto con todas estas resistencias y se han aventurado/arriesgado a ir a través de un proceso terapéutico para sentirse mejor.

Le llamo “arriesgarse” porque definitivamente, es de valientes quien quiere romper con paradigmas, creencias, patrones arraigados de muchos años atrás.

Este es el caso de un paciente viudo,  quien acudió conmigo a los 67 años,  una persona muy  anulada en su identidad por sus padres y hermanos; posteriormente,  estuvo mucho años en un matrimonio de alcoholismo y codependencia.

Comunícate con la psicóloga Katya Monter:

whatsapp

Las preguntas manifiestas y latentes que se trabajaron durante el proceso fueron: Quién soy? Soy esa que mi madre/padre/pareja dijeron que yo era? Ahora que mi pareja no está, ¿quién deseo ser?

Qué preguntas tan maravillosas realizarlas a las de edad de 70 años! El querer mirar dentro de uno y hacer movimientos internos para contestarlas.

Y como Psicoterapeuta, la experiencia de trabajar con estos pacientes es hermosa, enriquecedora, no tiene precio, el vínculo terapéutico que se logra es muy positivo. Y me resuena como ser humano, que nunca es tarde para comenzar a ver por nosotros mismos y por nuestro invaluable bienestar emocional.

Solo whatsapp: 5530191086

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: